lun

08

oct

2012

Medianeras

En esta primera entrada en el DOJOBlog, os queremos hablar de esta película que no os dejará indiferentes:


Título: Medianeras (2011)

Dirección y guión: Gustavo Taretto

Reparto: Pilar López De Ayala y Javier Drolas

 

 

Sinopsis: Martín es un fóbico en vías de recuperación. De a poco va saliendo del encierro en su monoambiente y su adicción al mundo virtual. Mariana, recién separada, tiene tan desordenada la cabeza como el departamento en el que se refugia. ¿Deberían conocerse, no? ¿Cómo se pueden encontrar en una ciudad superpoblada y caótica como Buenos Aires? Medianeras. Lo mismo que los separa es lo que los une.

 

Notas del Director: Medianeras es el resultado de distintas ideas que alguna vez, que ya no recuerdo, se empezaron a encontrar. Casi todas producto de las observación y la curiosidad por entender a Buenos Aires y los que la vivimos en estos días. Hace poco tiempo leí unas líneas de Luis Martín-Santos que bien podrían haber inspirado la idea sobre la que trabajé: "... un hombre es la imagen de una ciudad y una ciudad las vísceras puestas al revés de un hombre, que un hombre encuentra en su ciudad no solo su determinación como persona y su razón de ser, sino también los impedimentos múltiples y los obstáculos invencibles que le impiden llegar a ser." Psiquiatra, claro. Me gusta pensar Medianeras como una fábula urbana. Una construcción artificial y graciosa sobre la vida moderna en las grandes ciudades. Siguiendo la relación que propone la película con la arquitectura debería decir que Medianeras está construida sobre cuatro pilares/columnas. 

1. La ciudad / Buenos Aires.
Una reflexión en planos sobre la ciudad que vamos haciendo a nuestra imagen y semejanza. Caótica, impredecible, contradictoria, luminosa, empobrecida y hostil. Lo inexplicable es que sea una ciudad inquietante y atractiva.

2. Soledad urbana / Neurosis colectiva.
Una persona que convive en un edificio con muchísimas otras, se siente sola.
En un vagón de subte hay cien personas que vuelven del trabajo indiferente entre sí.
Lejos de tranquilizarnos, estar rodeados de gente nos inquieta profundamente. Son extraños, perfectos desconocidos.
Hoy, no sería extraño escuchar que los ataques de pánico se propagan más rápido que la gripe N1H1.

3. Incomunicación.
¿Por qué tenemos más imanes en la heladera que amigos?
¿Por qué tanta tecnología pensada para conectarnos no lo hace?
Es un hecho, las cosas importantes las decimos por chat, email o mensaje de texto.

La modernidad nos tiende la perfecta trampa de la comodidad, la excusa perfecta para mantenernos encerrados, aislados, inmunes. ¿Qué pensaría un hamster si nos viera en nuestro depto corriendo en una cinta?

4. Encuentros/Desencuentros. La búsqueda de amor.
"Love is the answer", todos lo sabemos. Pero cuesta encontrarlo.
Todos los personajes de Medianeras pareciera que encajan. Son como engranajes que a simple vista funcionan. Solo que cuando se enganchan no lo hacen. Empiezan a girar y se traban o funcionan con dificultad. Entonces hay que probar hasta encontrar la pieza que se complemente y funcione.

Pero ¿cómo vamos a encontrarnos con tantos obstáculos?
Dos personas que viven en una misma cuadra, que merecen encontrarse, pueden pasar años sin hacerlo. Y en este mundo de extraños como harían para conocerse.

Los protagonistas de Medianeras, aun en la oscuridad tienen esperanza. Siguen intentando, con dificultades, miedos y torpezas. Por eso, siempre se puede abrir una ventana sobre la medianera que permita que un pequeño rayo de luz ilumine nuestras vidas.

Escribir comentario

Comentarios: 0