El arquitecto Rafael Moneo gana el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2012

 

El arquitecto español Rafael Moneo ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2012, según ha hecho público hoy en Oviedo el Jurado encargado de su concesión.

 

Considerado uno de los más importantes arquitectos de vanguardia, Rafael Moneo nació en Tudela (Navarra) en 1937. Licenciado en 1961 por la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, trabajó durante sus años de estudiante con Francisco Javier Sáenz de Oiza, Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1993, y con el danés Jorn Utzon.

 

Fue profesor de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid y de la de Barcelona, compaginando el diseño arquitectónico con la enseñanza. A partir de 1976 trabajó en Nueva York, en el Instituto de Arquitectura y Estudios Urbanos, mientras impartía clases en la Cooper Union School of Architecture. Además, ejerció la docencia en la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza) y en las universidades estadounidenses de Princeton y Harvard.

 

Fue decano de la Graduate School of Design de la Universidad de Harvard entre 1985 y 1990, donde actualmente es profesor y primer titular de la cátedra Josep Lluis Sert de Arquitectura.

 

El Jurado de este Premio –convocado por la Fundación Príncipe de Asturias– estuvo presidido por José Lladó y Fernández-Urrutia, e integrado por Carlos Fitz-James Stuart Martínez de Irujo, Duque de Huéscar, José Luis Garci Muñoz, Guillermo García-Alcalde Fernández, Enrique González Macho, Emilio Marcos Vallaure, Hans Meinke Paege, Benigno Pendás García, Benedetta Tagliabue, Amelia Valcárcel Bernaldo de Quirós, Benjamin Weil, Miguel Zugaza Miranda y José Antonio Caicoya Cores (secretario).

 

39 candidaturas, 25 paises.

 

Los Premios Príncipe de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar “la labor científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas, instituciones, grupo de personas o de instituciones en el ámbito internacional”. Dentro de este espíritu, el Premio Príncipe de Asturias de las Artes se concederá a aquellos “cuya labor en la cinematografía, el teatro, la danza, la música, la fotografía, la pintura, la escultura, la arquitectura y otras manifestaciones artísticas constituya una aportación relevante al patrimonio cultural de la humanidad”.

 

En esta edición concurrían un total de 39 candidaturas procedentes de Alemania, Argentina, Canadá, Colombia, Cuba, Egipto, Estados Unidos, Estonia, Francia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Lituania, México, Panamá, Paraguay, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía, Rusia, Suecia, Turquía y España.

 

Este ha sido el primero de los ocho Premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su trigésimo segunda edición. En las próximas semanas se fallarán los correspondientes a (por orden) Ciencias Sociales, Comunicación y Humanidades, Investigación Científica y Técnica, Letras y Cooperación Internacional. Los Premios Príncipe de Asturias de los Deportes y de la Concordia se fallarán el próximo mes de septiembre.

 

Cada uno de los Premios Príncipe de Asturias, concedidos por primera vez en 1981, está dotado con cincuenta mil euros, la escultura creada y donada expresamente por Joan Miró para estos galardones, un diploma y una insignia acreditativos.

Los galardones serán entregados en otoño en Oviedo, en un solemne acto presidido por S.A.R. el Príncipe de Asturias.